Drones hechos en Colombia ayudan en proyectos de ingeniería

Drones hechos en Colombia ayudan en proyectos de ingeniería

Compartir

En Colombia, un país con 1,1 millones de kilómetros cuadrados de territorio continental y una topografía desafiante, prospera el negocio de los drones para la toma de fotografías aéreas y la recolección de datos del terreno que apoyan la puesta en marcha de grandes proyectos de ingeniería.

El reto de atravesar selvas y bordear los ríos en ciertas zonas del territorio nacional de difícil acceso por las condiciones geográficas y la presencia de grupos al margen de la ley fue asumido hace tres años por Dymaxion, una compañía bogotana dedicada al ensamblaje y operación de aviones no tripulados.

“Capturamos información geográfica utilizando aviones de ala fija y multicópteros para obtener fotografías aéreas y puntos láser desde el aire”, explicó a Colombia.inn, agencia operada por Efe, el gerente general de la empresa, Gustavo Guevara.

Los drones, cuyo valor oscila entre los 1.000 y 450.000 dólares, se utilizan en las diferentes etapas del diseño en ingeniería para lograr datos que generan modelos digitales de terreno y superficie y ortofotografías o imágenes en las que se combinan el detalle de las fotos aéreas con los de un plano.

“La importancia de este tipo de tecnología para Colombia radica en minimizar los tiempos de desarrollo de los proyectos de ingeniería y facilitar el acceso a lugares en donde es difícil llegar con personal en campo”, explicó Guevara.

Prueba de que en el país se han empezado a reconocer los beneficios de emplear drones es que Dymaxion, por intermedio del programa de innovación abierta de iNNpulsa, la unidad del Gobierno que apoya el emprendimiento de alto impacto, consiguió que una firma de hidrocarburos se interesara en sus servicios.

En 2013, iNNpulsa invitó a grandes empresas de los sectores petrolero y de minería interesadas en abrir sus puertas para resolver sus desafíos con aportes por terceros.

Así, Dymaxion fue seleccionada por Tipiel, líder en diseño y construcción de soluciones para los sectores de gas y petróleo, para ofrecer una alternativa para mejorar la captura de información en las zonas donde opera.

Dymaxion comenzó en diciembre del año pasado “a hacer prototipos especiales para el área de hidrocarburos, que requieren medidas de seguridad más altas que los que actualmente existen en departamentos como el Meta (sureste) y otros en donde Tipiel explora”, comentó el encargado.

“Luego de efectuar un arduo trabajo de investigación y análisis financiero y técnico de los equipos y prototipos a construir el paso a seguir es reunirnos (…) con proveedores de partes y tecnología para tener el producto listo a finales de 2014″, sostuvo Guevara.

El resultado final, agregó, “será un solo dron de altas prestaciones y estándares de seguridad que vale unos 450.000 dólares e incluye, además del aparato, la capacitación de pilotos, operadores, procesamiento de datos y electrónica”.

Este sistema, complementó el director técnico, Jesús Benavides, “es un dron helicóptero, con capacidad de 15 a 20 kilogramos incluyendo los sensores y la posibilidad de permanecer en el aire hasta dos horas”.

Los materiales que Dymaxion emplea en el ensamblaje de los aviones no tripulados, precisó Benavides, “son livianos y compuestos como la fibra de carbono, la fibra de vidrio, plástico reforzado y aluminio provenientes de China, Alemania, Australia y Estados Unidos”.

Benavides aseguró que esto “implica un reto”, ya que en Colombia no se cuenta “con tecnología que se adapte a las necesidades y condiciones del país”, por lo que consideró ideal que las universidades hagan estudios que puedan servir a empresas que como Dymaxion se dedican a la fabricación de estos aparatos.

“Los drones que construimos pueden contribuir a la eficiencia de los proyectos que se pongan en marcha en Colombia y con el tiempo esperamos llevarlos a Ecuador, Chile y otras naciones de la región en donde prestarán funciones similares”, anticipó, por su parte, el gerente Administrativo y Financiero, Andrés Giraldo.

Con esta perspectiva, Dymaxion aspira no solo a facturar 375.000 dólares este año y aumentar sus clientes sino, según Giraldo, a “seguir adelante con la innovación” y “propuestas que apuntan a que Colombia ya no tenga limitantes geográficos para alcanzar un mejor crecimiento económico”.

COLOMBIA.INN

Comentarios

comentarios